ESCUELA DE FORMACION PARA EL EMPLEO Y PROYECTOS fue fundada, en Zaragoza, en 1997, como resultado de la  cristalización del Proyecto “ServiPyme”, que recogía el Estudio de Puesta en Marcha de una “Idea” de Servicios de Formación adaptable permanentemente a “cada entorno socio-económico”, que “siempre avanzaría un paso por delante de los demás…”.

En el momento de la constitución de la sociedad, el objetivo inmediato era cubrir las Necesidades de Formación que la vertiginosa incorporación del Ordenador Personal  en el Mercado estaba generando y, sobre todo, las que en el futuro iba a generar con lo que suponíamos sería la distribución masiva del mismo en Empresas y Hogares, generando el acceso de millones de usuarios “hasta entonces no previstos” al mundo de la Informática. Por otra parte, desde su creación, la empresa, ha participado de forma continuada en los Planes de Formación ligados a compromisos de contratación que, a través del FORMIC, se han articulado en las Cuencas Mineras como foco generador de miles de empleos en los últimos catorce años.

En Aragón, en aquel momento casi nadie o nadie atendía esta demanda, ni parecía importar a las Empresas de Formación, según se desprendía de los informes de “ServiPyme”. Perfecto, ya estábamos “un paso por delante”. Ahora SOLO faltaba MANTENERNOS POR DELANTE TODA LA VIDA… El esfuerzo por tener siempre abiertos canales de información a todos los niveles, por estar presentes en Ferias, Congresos, Conferencias, etc. fue, es y ha de seguir siendo continuado para seguir “leyendo e interpretando el mercado”: Nuestra oferta formativa se ha de readaptar, permanentemente, de forma sistemática en un mundo en imparable cambio por unas u otras razones.

Desde el principio, la Empresa, tuvo presente que la Formación que impartía debía tener un Objetivo, como denominador común a sus diferentes formas de implementación: La utilidad práctica y la inmediatez de aplicación que precisan los alumnos receptores de la misma. Este ha sido el eje director que siempre se ha tenido en cuenta para trazar la evolución de la Empresa.

De esta forma, sin lugar a dudas de tipo alguno, ESCUELA DE FORMACION PARA EL EMPLEO. continua ofreciendo y desarrollando la FORMACION de más nivel (técnico, de Certificación, de compromiso con la Calidad, etc.) en Aragón, equiparable, cuando menos, a la formación que se está ofreciendo en los lugares “punteros” de nuestra geografía española (Madrid, Barcelona).

Esta forma, novedosa, diferente y diferenciadora en Aragón, de entender y de hacer las cosas nos fue muy útil en nuestros inicios,  para irrumpir y darnos a conocer en el mercado, para posicionarnos en el, para llegar a nuestros Clientes y establecer relaciones de confianza que todavía hoy perduran, para competir con Centros de Formación tradicionalmente implantados en Aragón, para ocupar espacios que no eran de nadie o que eran de otros. Pero teníamos previsto que esto solo era un peldaño en la larga escalera de nuestra vida como empresa; pronto nos imitarían y nos imitaron y nosotros teníamos que tener el siguiente peldaño previsto para consolidarlo y pensar en el siguiente y luego en el siguiente y, así siempre, de forma continuada,  si queríamos seguir “un paso por delante de los demás …”,  como nos habíamos propuesto.

Hito clave para la supervivencia y crecimiento de la empresa: Nos abrimos a sectores “más industriales”. Es un ejemplo de capacidad de adaptación, de flexibilidad. El objetivo trazado es claro: Crecer en Planes Sectoriales, de nivel Estatal y de nivel Autonómico, que parecía guardaban las claves del futuro. Nuestras áreas de formación se diversifican y nuestra forma de gestionar se adapta a la nueva realidad y nuevos horizontes. Comenzamos con una fuerte inversión en Simuladores de Carretilla Elevadora y Puente Grúa y con la implantación y desarrollo de nuevas Acciones Formativas para la conducción y manejo de maquinaria en Alianza con uno de nuestro mejores Clientes.

Este momento clave y otros muchos hacen que ESCUELA DE FORMACION PARA EL EMPLEO se vaya situando en el mercado, ganando posición y prestigio, gracias al esfuerzo particular de cada integrante de su plantilla, hasta llegar a ser la referencia válida en Formación para el mercado. El listón está alto, mantenerlo y subirlo NOS OBLIGA TODAVÍA MAS: No podemos fallarle a nadie; tampoco  a nosotros mismos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *